• Team

Consumo collaborativo de alto impacto

La sociedad de propietarios, el hiperconsumo y la cadena de suministro lineal tradicional son simplemente insostenibles. El año pasado, el 2 de agosto para ser exactos, nos consumimos todos los recursos que la tierra puede producir durante un año, en otras palabras, estamos consumiendo y contaminando más rápido de lo que la naturaleza puede volver a crear y limpiar en un año.



Este día es llamado ‘Día del Exceso de la tierra’. Según los expertos, si a nivel global seguimos consumiendo al ritmo que lo hacemos ahora, necesitaremos 1,6 planetas como la Tierra para satisfacer nuestras demandas, pero por ejemplo, si lo dividimos por países, Luxemburgo es el país que más rápido gasta los recursos, pues de acuerdo con el estudio, si todos fuéramos como ellos, cada año necesitaríamos el equivalente a 9,1 planetas.

¿Y de quién es la culpa? Entre otros, de la sobrepesca, de la sobreexplotación de bosques y de la emisión de más dióxido de carbono que producimos todos con nuestras demandas y actividades diarias. La buena noticia es que actualmente se está cuestionando la sociedad de propietarios en muchos ámbitos y el tipo de consumo.


El consumo colaborativo se lo puede dividir en 3 sistemas:


1.Sistemas basados en productos: Pagar por el beneficio sin la necesidad de adquirir un producto como Netflix, Spotify, Uber, RedFenix, etc.


2.Estilo de vida colaborativos: No solo se comparten bienes materiales si no intereses, habilidades etc. por ejemplo: Compartir oficinas, espacios o habilidades como en Coworkin, Airbnb, Skillshare, etc.


3. Mercados de Redistribución: Redistribuir los bienes usados o adquiridos de donde ya no se necesitan hacia algún lugar o alguien que sí los necesita, todos conocemos mercado libre. Este tipo de modelos se conocen como las 4R, reutilizar, reparar, redistribuir, reciclar. Armarium entraría en esta categoría.

¿Y porque es tan importante?, por ejemplo en mi caso yo comencé a escarbar en mi consumo. Primer fue cerrando el grifo mientras me lavaba los dientes, apagar las luces al salir del cuarto pero luego me di cuenta que mi huella mas grande está en lo que usaba cada día, mi ropa.


La industria de la moda es la segunda mas contaminante del planeta, 150 millones de tonelada de ropa de producen cada ano de los cuales 70 millones son desechadas, la fabricación de un solo jean puede llegar a utilizar hasta 7.000 litros de agua, es lo que una persona bebería durante 10 años. La industria textil es el responsable del 10% del dióxido carbono en todo el mundo y del 20% de los tóxicos que se vierten en el agua. Y esto lastimosamente es solo el impacto medio ambiental.


Se dice que 1 de 6 personas en todo el mundo trabaja en algo relacionado a la industria de la moda, el 75% de la producción está distribuida en 4 países, China, Turquesa, India y Bangladesh, el 80% son mujeres que trabajan entre 60 y 90 horas semanales para ofrecernos una ‘moda barata’ y el 98% no está recibiendo un salario digno, lo que quiere decir que están atrapados en la pobreza. En el 2018 consumimos 3 veces mas que en los años sesenta pero solo utilizamos el 20% de nuestro clóset, compramos por comprar, motivados por el impulso falso de necesidad.

Realmente descubrir estas cifras fue muy frustrante, ya no sabia que debía comprar ni que hacer con lo que ya no quería usar, me quedé inmóvil pues nos han educado para pensar que el poder del cambio está en las legislaciones y en los gobiernos. Pero no tardé mucho en darme cuenta que el poder está en nosotros y en nuestra manera de consumir.

Creo que estamos despertando de un periodo vacío y derroche para dar un salto y crear un sistema mas sostenible gracias al consumo colaborativo y enseñarnos cuando suficiente, es realmente suficiente.

4 vistas

Ayuda

Suscríbete y recibe nuestras promociones exclusivas, descuentos y mucho más.

Contáctanos

Monjitas 565, Santiago

hola@armarium.shop

Síguenos

  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon
  • Negro del icono de YouTube

© Armarium. Todos los derechos reservados.

intercambia   todo lo que ya no usas